miércoles, 19 de enero de 2011

YHVH Adonai Chant

Despues de tantas tormentas cosmicas, señales del cielo, signo estelares, fuego, ratas,consumo,complot,engaño y un sin fin de predicciones.

Os invito a que te pongas unos auriculares, te sientes o te acuestes en tu lugar predilecto, apagua la luz o deja una vela dentro de un recipiente de cristal (plato)o de cobre

Da un click al video y respira profundamente llenando la parte baja de la barriga y dejando salir el aire despacio. coloqua la lengua en el paladar y viaja con YHVH

Si has leido y visto todo el material que he posteado te mereces un buen viaje. Si lo haces por unos dias, estoy seguro que encontraras un sentimiento dentro de ti, en tu chacra del corazon, que te hara sentir la verdadera historia.

Recuerda que el futuro se construye con el presente.
cambiemos AQUI Y AHORA el futuro de la humanidad.

SALUD∆∆∆

2012 datos cientificos!!

Ofiuco, el nuevo signo zodiacal

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA - ( COMPRAR, TIRAR, COMPRAR )

Vean este video muy bueno.
muestra lo que todos sabemos y seguimos haciendo.

Gracias a mi colega Super Ramón.



Salud∆∆∆

Tiro al Pavo cósmico

Hoy vamos a ver el Resumen de Conclusiones sobre Bolas de Fuego y Meteoritos que Víctor Clube adjuntó a su carta enviada al Jefe Coordinador de Física y Defensa Balística de la Oficina de Desarrollo e Investigación Aeroespacial Europea en 1996, 5 años antes del 9 de septiembre de 2001; esto, y algunas otras cosas.

Comúnmente me acusan de "dedicarme a inducir miedo" porque continúo trayendo este tema una y otra vez. Aún pienso que es fascinante que el gran avance de mi experimento de comunicación superluminar sucediera el día en que los fragmentos del cometa Shoemaker-Levy comenzaron a golpear Júpiter - incluso en el preciso momento del primer impacto - y que esta comunicación "conmigo misma en el futuro" ha concentrado tanta atención sobre el tema de grupos de cometas y fragmentos de cometas que repetidamente atraviesan el sistema solar haciendo estragos y trayendo muerte y destrucción a la Tierra. Como resultado de la investigación impulsada por esta comunicación, escribí un libro de 800 páginas que teje alrededor de la cuestión del tipo de catástrofes causadas por explosiones cometarias que obviamente han ocurrido repetidamente a lo largo de la historia: La Historia Secreta del Mundo.

En los días iniciales de la publicación de los resultados de este experimento, estaba perpleja por los numerosos ataques que sufría desde todas las direcciones. Fui acusada de "canalizar extraterrestres" (no es verdad); de querer "iniciar un culto" (¿que tiene de culto hacer investigación científica y exponer el fraude de la religión?) y demás. Esa clase de cosas realmente me dolieron y me desconcertaron al principio, pero ahora veo que fue una bendición: me han ayudado a comprender sobre la clase de personas que están a cargo de nuestro mundo, la clase de gente que quiere mantener secretos para perpetuarse en el poder: la clase de personas que inventan cosas como la "Guerra contra el terrorismo" para encubrir a la humanidad el futuro que bien podría traer el final a nuestra civilización; la clase de personas que saben que sobrevivir a un bombardeo cometario es posible y que quieren ser los únicos en hacerlo, y al demonio con todos los demás.
Es cada vez más evidente que el mundo está dividido intelectualmente en dos. Hay aquellos que estudian el pasado, en los campos de la historia y la arqueología, y no ven evidencia en ninguna población humana de que haya sido afectada por impactos desde el espacio. En oposición diametral están aquellos que estudian los objetos que se acercan, y que a veces, colisionan con el planeta. Algunos serios miembros de este último grupo no tienen dudas que han acontecido numerosos impactos en los últimos cinco milenios; época de la civilización humana. En una investigación publicada en el 2005, David Asher y colegas han observado a objetos que se conoce que han pasado cerca de la Tierra en tiempos recientes. Ellos concluyen, basándose en varias cadenas de evidencia (por ejemplo, el número de meteoritos descubiertos en la Tierra que se originaron en la Luna) que el tiempo promedio entre impactos sobre la Tierra no supera los 300 años, probablemente menos. [La Tierra en la galería de tiro cósmica.]
Verificando los autores a los que Baillie se refiere, encontramos en la lista a Bill Napier. Napier es colega de Victor Clube. Esto nos lleva a otra división. Existe actualmente un debate acerca de este tema mencionado por Clube en las primeras partes de la carta que cité en el día de ayer. Él escribió:
Se enfatiza que el presente informe expresa un punto de vista opuesto a la ciencia de corriente principal actualmente reforzada por diversas agencias estadounidenses como consecuencia de recientes descubrimientos bajo el mando norteamericano (por ejemplo Luís Álvarez, Eugene Shoemaker, David Morrison etc.). A pesar de la importancia de este representativo asunto, aquí se reconoce que los registros cometarios terrestres son generalmente más numerosos que los registros en relación a los asteroides, teniendo en cuenta efectos a largo y a corto plazo, como por ejemplo aquellos que por un lado afectan a la evolución geológica y biológica, y por otro lado a la humanidad y a la civilización. La razón de ser detrás de esta situación es la información cometaria, dominada a largo plazo, por objetos menores a 100 kilómetros en tamaño que sustancialmente se disgregan, en el corto plazo, en objetos mayores a 1 kilómetro en tamaño, hasta ahora la "ventana" de significancia como intervalo promedio entre impactos aleatorios de cometas y asteroides en el rango de tamaño que interviene está afectado aproximadamente entre 1 y 10 millones de años. Concentrarse, con propósitos de defensa, en catástrofes que ocurren solo en este particular rango de frecuencias es totalmente absurdo.
La referencia que hace Clube sobre las ideas de la "corriente científica principal" en base a cometas, asteroides y demás, es la punta del iceberg de este debate.

El debate es sobre Asteroides vs. Cometas. Los asteroides son cuerpos sólidos de roca y hay cerca 1000 de ellos con diámetros de 1 Km. o más que cruzan la órbita de la Tierra. Se denominan "Apollo" o asteroides en "cruce terrestre". La "Escuela Estadounidense" de astrónomos cree que estos objetos son la principal amenaza para la Tierra y para la humanidad y se preocupan por identificarlos, rastrearlos y trabajar en sus órbitas. Esta escuela cree que si todos estos asteroides pudieran ser mapeados, y pudieran lidiar con todos los "malos", la Tierra estaría segura en un futuro próximo. Estiman que somos golpeados con uno de estos solo aproximadamente cada 100,000 años.

Hasta este momento, la escuela estadounidense de astrónomos ha encontrado y rastreado cerca de 700 de los 1000 asteroides que se estima que existen, y hasta ahora, parece que ninguno golpeará la Tierra. Para fines del 2008, esperan haber localizado el 90% de estas potenciales amenazas.

Por supuesto, no están hablando de los objetos menores a 1 km. porque se cree que representan un riesgo mucho menor, incluso si alguno de estos golpea la Tierra.

Así es que entonces la "Escuela Estadounidense" cree que puede, con tiempo y con la superior tecnología estadounidense, vigilar todo lo que hay alrededor y mantener nuestro lugar en el espacio "bajo control".

Lo que dicen, astutamente apuntado por Baillie, es que: Existen objetos que se cruzan en el camino de la Tierra pero que rara vez nos golpean (solo aproximadamente cada 100,000 años), pero nos mantendrán a salvo cuando encuentren todos y cada uno de ellos e idearán métodos para eliminar aquellos que PODRÍAN significar una amenaza en algún momento en el futuro. Ellos asumen, por supuesto, que si encuentran algo que sea amenazador al mapear sus órbitas, tendrán tiempo de hacerlo.

Por supuesto que en el "Mundo Astrónomo de Asteroides" no han visto ningún impacto significativo en los últimos par de miles de años, ¡y se encargarán que siga de ese modo!

¡Qué típicamente estadounidense! ¡No se preocupe señorita, John Wayne y su pandilla rodeará los vagones y disparará contra esos indios forajidos!

Es obvio que Víctor Clube no es miembro de la Escuela Estadounidense.

La escuela de "Riesgo Cometario" es inglesa y piensa de forma muy diferente a la estadounidense de "tendencia mediática".

Se dice que los cometas son diferentes a los asteroides porque están compuestos de agua congelada, gas helado, materiales orgánicos, y raras piezas de roca y metales. La teoría estandard (la cual podría necesitar ciertas revisiones de acuerdo a aquellos que apoyan la teoría del universo eléctrico) dicen que los cometas se recalientan mientras atraviesan el sistema solar y esto ocasiona una desgasificación. Es por ello que los vemos como objetos brillantes y con largas colas.

Luego de varios circuitos a través del sistema solar, algunos cometas se desgasifican completamente y todo lo que queda es un "terrón bien negro" de al menos unos kilómetros de diámetro. La razón por la que un cometa apagado se ve tan negro se debe, posiblemente, a los hidrocarburos poliaromáticos concentrados sobre la superficie del cometa semejante a una cubierta de alquitrán. Tales objetos, a diferencia de los asteroides, son muy difíciles de avistar ya que no reflejan luz.

Los cometas también dejan colas de polvo y residuos en el interior del sistema solar y la Tierra pasa a través de ellos periódicamente. Cuando esto sucede, se observan generalmente lluvias de meteoros que en realidad son partículas de cometas quemándose en la atmósfera.

Los cometas también pueden romperse en trozos todavía más pequeños pero igualmente considerables.

Ahora, imagine que en el rastro de polvo de un cometa, también hay una gran cantidad de fragmentos negros e invisibles. Si no los puedes ver, no hay nada que se pueda hacer. Y cuando sí golpean, tienden a quemarse y/o explotar violentamente sobre la atmósfera (como por ejemplo en el evento de Tunguska), de manera que no dejan rastros perdurables como cráteres para que los arqueólogos los encuentren y digan "Sí, la caída de esta civilización fue a causa de un asalto del espacio exterior." No, solo hay fuego, muerte y destrucción; en algunas ocasiones total.

Lo que todo esto significa es que el problema de los cometas no está sujeto a una solución eficiente.

Los científicos de la escuela de Riesgo Cometario proponen que el evento de Tunguska fue a causa de un fragmento del Cometa Encke. Estos científicos también tienen el HECHO de los fragmentos del cometa Shoemaker-Levy que impactaron la superficie de Júpiter en julio de 1994 para ilustrar el problema que enfrentamos. También piensan que, como se menciona más arriba, los impactos son mucho más frecuentes de lo que muchas personas suponen. 



Entonces, resumiendo: existen dos escuelas bien diferenciadas que estudian los peligros provenientes del espacio. La escuela de Asteroides dice que ha habido unos pocos impactos y que el problema es solucionable, y la escuela Cometaria que dice que hay evidencia de numerosos impactos de residuos cometarios que han tenido profundos efectos sobre las civilizaciones humanas, y que lo harán nuevamente, probablemente muy pronto.

Okay, veamos ahora el resumen del problema según Víctor Clube. Él escribe:
Los bombardeos de asteroides, si bien son importantes, no son el riesgo más serio en términos de corto plazo para la humanidad o civilización.

Cada 5-10 generaciones aproximadamente, y durante una generación, la humanidad está sujeta a un elevado riesgo de desastre global a través de otro tipo de agente cósmico.

Este agente cósmico es un tren "tipo Shoemaker-Levy" de residuos cometarios como resultado de encuentros secuenciales con meteoros.

Mientras que el riesgo resultante es aproximadamente 10%, los desastres globales toman la forma de (a) un múltiple bombardeo de varios megatones, (b) deterioro climático a causa de polvo estratosférico, sin excluir una era glaciar, y (c) por consiguiente enfermedades/plagas incontrolables.

La secuencia de eventos que afectan generaciones es potencialmente debilitante porque, aunque se den cuenta o no del riesgo, las civilizaciones comúnmente experimentan violentas transiciones, como por ejemplo revoluciones, migraciones, colapso.

Posteriormente percibidas como sin sentido, tales transiciones son comúnmente una vergüenza para las élites nacionales hasta tal punto que la evidencia histórica y astronómica del riesgo es detestada y suprimida.

En la resurrección del riesgo, sin embargo, tal "iluminación" se transforma en incentivo para una transición violenta desde el momento en que se demanda la evidencia histórica y astronómica.

Tales cambios, agregados al desastre son evidentemente contraproducentes y demandan un procedimiento para eliminar el riesgo.

Nuestra habilidad tecnológica para contrarrestar (a) un múltiple bombardeo de varios megatones y (b) un deterioro climático a causa de polvo estratosférico debería ser explorada.

El tiempo que resta asociado a la detección de varios meteoros acercándose a la Tierra conlleva a procedimientos de respuesta que difieren con aquellos asociados a los de asteroides y cometas.
Entonces, la pregunta es: ¿si existe la posibilidad en un 10% de que enfrentemos un evento tipo Shoemaker-Levy, porque nadie está haciendo nada?

Bueno... quizás si lo están haciendo. Quizás todo este negocio de la Guerra contra el Terrorismo y de obtener el control de los recursos es, en su base, la forma psicopática de oponerse ante la amenaza de su supervivencia. Quizás no es el "Crepúsculo de los Psicópatas" como podría creer Kevin Barrett... sino el Crepúsculo de la Humanidad; si no despertamos. 


martes, 18 de enero de 2011

Nueva luz sobre la Peste Negra: La conexión cósmica


© Desconocido
Representación medieval de la Peste Negra
Nueva luz sobre la Peste Negra: La conexión cósmica por el dendrocronólogo Mike Baillie de la Universidad de Queen, Belfast, Irlanda.

He terminado de leer este y todo lo que puedo decir es: ¡Guau! ¡Este fue un libro intenso! Tampoco es extenso, sólo 208 páginas incluyendo apéndices. Es estricto y económico, sin palabras de sobra o divagaciones. Cada ejemplo y distracción temporal es crucial en el argumento principal que es (prepárense para esto), Mike Baillie (si, un verdadero científico y no un loco), dice que la Peste Negra, una de las más mortíferas pandemias de la historia humana que posiblemente exterminó dos tercios de la población entera de Europa, sin mencionar a los millones en el resto del planeta, ¡probablemente no fue la peste bubónica sino más bien muerte por cometa(s)!

Ah sí, eso es demasiado, ¿no?

Quizás no. Baillie posee la evidencia científica para sostener su teoría y su evidencia sostiene lo que la gente de aquel tiempo estaba diciendo: terremotos, cometas, lluvias de fuego, atmósfera dañada, y muertes a una escala inimaginable. Hoy en día las personas no saben realmente lo que sucedió hace tan sólo 660 años atrás. (mmmmh...la mente inquisidora se pregunta inmediatamente que podría suceder cuando pasen 666 años después. Eso sería el año 2012...)

En cualquier caso, China, donde se supone tuvo su origen la Peste Negra, perdió la mitad de población total (desde 65 millones a 123).

Recientes investigaciones sobre las muertes europeas también sugieren una cifra de entre el 45 al 50% del total de la población europea muriendo en un período de 4 años, aunque esto varía según el lugar (lo cual es un problema como ya veremos).


En la Europa Mediterránea e Italia, el sur de Francia y de España, lugares donde la plaga se mantuvo durante cuatro años consecutivamente, fue más cercano al 70 y 75% del total de la población. (en los Estados Unidos de hoy, eso sería equivalente a reducir de 300 a 75 millones en menos de cuatro años. ¡También significaría tener que enterrar o deshacerse de 225 millones de cuerpos!)

En Alemania e Inglaterra fue más cercano a un 20%. Se cree que el Noreste de Alemania, Bohemia, Polonia y Hungría sufrieron menos por alguna razón (hay algunas teorías que no son enteramente satisfactorias)
No hay estimados disponibles para Rusia o los Balcanes así que parece que han sufrido poco, sino nada. África perdió aproximadamente 1/8vo de su población (de 80 a 70 millones). (Estos números resaltan uno de los problemas que plantea Baillie: la variabilidad de las tasas de mortalidad de acuerdo a la localización)
Sea cual fuere la tasa de mortalidad en cualquier lugar dado, el fondo de la cuestión es que la Peste Negra produjo la mortandad más grande de todas las pandemias conocidas en la historia registrada y, como Baillie apunta, ¡nadie sabe a ciencia cierta que es lo que fue! OH, por supuesto, durante un largo período de tiempo, todos "sabían" que era la plaga Bubónica, ¿así que como es que Baillie cuestiona este hecho bien establecido? El no es el único.

En 1984, Graham Twigg publicó La Peste Negra: Una Reevaluación Biológica, donde argumenta que el clima y ecología de Europa y particularmente de Inglaterra hicieron casi imposible que las ratas y pulgas hayan transmitido la plaga bubónica y casi imposible que el Yersinia pestis haya sido el agente causante de la plaga, teniendo en cuenta su explosiva expansión a través de Europa durante el siglo 14. Twigg también destruye la teoría común de una propagación neumónica. Propone, basado en su examen de la evidencia y síntomas, que la Peste Negra podría haber sido una epidemia de ántrax pulmonar causado por el Bacillus anthracis.

Otro aguafiestas para el modelo estándar es Gunnar Karlsson, quien en el año 2000, declaró que la Peste Negra acabó con entre la mitad y dos tercios de la población de Islandia, aunque no había ratas en Islandia en aquel momento. (La Historia de Islandia por Gunnar Karlsson)

Baillie resume el problema a continuación:

Se creyó que la Peste Negra de 1347 fue el tercer gran estallido de plaga bubónica; una plaga que se extiende tradicionalmente a través de ratas y pulgas. Las anteriores instancias fueron la Plaga de Atenas en 430 AC y la plaga del tiempo de Justiniano quien llegó a Constantinopla en el 542 DC. La Plaga de Atenas fue descrita por Tucídides, mientras que la Plaga Justiniana fue descrita por Procopio, entre otros [...]

Se supone que la plaga tuvo su origen en Asia Central, o en algún lugar de Africa, donde la plaga es endémica en algunas poblaciones de ratas. Se supone que algún estímulo medioambiental ocasionó que los roedores infectados abandonaran sus habitats e infectaron a poblaciones de ratas, y en última instancia a las poblaciones humanas, en áreas en donde no había inmunidad natural. Se cree que el mecanismo de transferencia fue de pulgas que abandonaron los cuerpos de las ratas muertas y movilizándose a anfitriones humanos que fueron infectados por estas. Se supone que las rutas comerciales trajeron la enfermedad a la región del Mar Negro y desde allí hacia el Mediterráneo central a fines de 1347. Luego se introdujo en Europa a través del norte de Italia y sur de Francia. Comenzó a exterminar a las personas en grandes números extendiéndose a 1,5km por día. Entre enero y el verano hasta el otoño de 1348 se había extendido hasta las Islas Británicas, y para 1350 a Escandinavia y eventualmente Islandia. La propagación parece haberse dirigido por Francia, sobre Bélgica hacia Alemania y hacia el sur de Europa. La primera ola se extinguió en 1351, aunque hubo una segunda en 1361.

Generalmente se cree que la plaga golpeó a una población ya debilitada en Europa. [...]

A nivel básico, el problema es con las ratas y pulgas. Para el conocimiento convencional debe haber anfitriones o ratas infectadas y tienen que moverse a una velocidad alarmante, casi tienes que imaginar a las ratas infestadas corriendo hacia delante (mayormente hacia el norte) distribuyendo, mientras morían, cantidades de pulgas infectadas. Los inconvenientes con este escenario son legión. Por ejemplo, no hay descripciones de ratas muertas yaciendo por todos lados (esto se explica sugiriéndose que bien las ratas estaban bajo techo o bien las personas estaban tan acostumbradas a las ratas muertas que no valía la pena mencionarlo; aunque si estaban bajo techo ¿como viajaron tan rápido?) Parecía no importar si eras un pastor rural o clérigo o pueblerino, todos fueron infectados. A pesar de ello, extrañamente con esta enfermedad tan infecciosa, algunas ciudades de Europa no fueron afectadas. Es más, estas ratas deben haber sido felices de mudarse a zonas frías del norte siendo que la plaga bubónica es una enfermedad que requiere de temperaturas cálidas.

Habiendo barreras de agua, estas ratas abordaron barcos para no perder el impulso. (Baillie)

Benedictow, defensor del escenario de las ratas y pulgas citado por Baillie, nos cuenta sobre estas asombrosas criaturas:

El genio estratégico de la Peste Negra también hizo otro golpe maestro que aceleró el paso de su conquista de la Península Ibérica. Poco después de sus múltiples invasiones de importantes centros urbanos sobre la costa del Reino de Aragón, realizó un salto metastático extraordinario y arribó triunfante a la ciudad de Santiago de Compostela ubicada en la esquina opuesta de la península. (Benedictow, O. J. 2004 La Peste Negra 1346-1353: La Historia Completa. Woodbridge.)

En el año 2001, los epidemólogos Susan Scott y Christopher Duncan de la Universidad de Liverpool propusieron la teoría de que la Peste Negra podría haber sido ocasionada por un virus tipo ébola, no una bacteria. Su investigación y descubrimientos están minuciosamente documentados en Biología de las plagas. Más recientemente los investigadores publicaron un modelo computarizado que demuestra como la Peste Negra ha hecho que cerca del 10% de los Europeos sean resistentes al HIV. (El Regreso de la Peste Negra: El asesino serial más grande del mundo por Susan Scott, Christopher Duncan y Biología de las plagas: Evidencia historica de las poblaciones por Susan Scott, Christopher J. Duncan)

En tono similar, el historiador Norman F. Cantor, en su libro del año 2001 Después de la peste, sugiere que la Peste Negra podría haber sido una combinación de pandemias que incluían una forma de ántrax y una enfermedad del ganado. Cita muchas formas de evidencia incluyendo: informes de síntomas de enfermedad sin relación con los efectos conocidos tanto de plagas bubónicas como neumónicas, el descubrimiento de esporas de antrax en Escocia, y el hecho de que la carne de ganado infectado se vendió en áreas rurales Inglesas previo al comienzo de la plaga.

Samuel K. Cohn, citado extensamente por Baillie también rechazó la teoría de que la Peste Negra fue una plaga bubónica. En la Enciclopedia de la Población, señala los cinco puntos más débiles de esta teoría:

- Velocidades de transmisión muy diferentes - Se informó que la Peste Negra recorrió 385km en 91 días en el 664, comparado a los 12-15km por año para la moderna Plaga Bubónica que tuvo asistencia de trenes y automóviles.

- Dificultades con el intento de explicar la rápida propagación de la Peste Negra al argumentar que fue a causa de una extraña forma de enfermedad neumónica - de hecho esta forma mató menos del 0,3% de la población infectada en su peor estallido en Manchuria en 1911.

- Diferentes estaciones - la plaga moderna sólo puede sostenerse a temperaturas entre 10 y 26°C y requiere altas humedades, mientras que la Peste Negra ocurrió incluso en Noruega en pleno invierno y en el Mediterráneo en medio de los secos y calurosos veranos.

- Muy diversas tasas de mortalidad - en muchos lugares (incluyendo Florencia en 1348) más del 75% de la población parece haber muerto; en contraste la mortalidad más alta para la Plaga Bubónica fue de 3% en Bombay en 1903.

- Los ciclos y tendencias de la infección fueron muy diferentes entre las enfermedades, los humanos no desarrollaron resistencia a la enfermedad moderna, pero la resistencia a la Peste Negra creció agudamente, convirtiéndose eventualmente en una enfermedad de niños principalmente.

Cohn también señala que mientras la identificación de la enfermedad de tener bubones recae en el relato de Bocacio y otros, ellos describieron bubones, abscesos, sarpullidos y carbunclos por todo el cuerpo, mientras que la enfermedad moderna rara vez tiene más de un bubón, más comúnmente en la ingle, ¡y no se caracteriza por abscesos, sarpullidos y carbunclos que fue lo que Bocacio describió!

La esencia del argumento de Cohn es que aquello que causó la Peste Negra no fue la plaga bubónica. (Ver también: Samuel K. Cohn 2002. "La Peste Negra: Fin del Paradigma" y La Peste Negra y la transformación de Occidente (Serie de Historia Europea) por David Herlihy y Samuel K., Jr. Cohn).

Cuando empezamos a buscar sobre el tema, nos encontramos con un estudio que señala que el tejido dental, en un cementerio de la plaga del siglo catorce en Montpellier, dio positivo de moléculas asociadas con Y. pestis (plaga bubónica). Descubrimientos similares fueron informados en un estudio del 2007, pero otros estudios no han apoyado estos resultados. De hecho, en septiembre de 2003, un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford hizo pruebas sobre 121 dientes provenientes de 66 esqueletos encontrados en fosas masivas del siglo catorce.

Los restos mostraron que no había rastro genético del Y. pestis, y los investigadores sospecharon que el estudio de Montpellier fue falsificado.

Lo que estos estudios no tratan es el problema de que los aparentes medios de infección o transmisión variaron ampliamente, desde el contacto humano-humano en Islandia (raro para una plaga y Bacillus anthracis cutáneo) a infección en ausencia de vida o humanos recientemente muertos como en Sicilia (contra de la mayoría de los virus).

A todos los problemas con la teoría de la Plaga Bubónica, debemos agregar lo que los escritores contemporáneos escribieron. Philip Ziegler recolectó muchos de estos artículos en su libro La Peste Negra, aunque los rechaza por ser "metáforas". Veremos algunos de ellos sólo en un momento.

Mike Baillie no comenzó escribiendo un libro sobre impactos cometarios implicados en las grandes pandemias del pasado; tan sólo observó los anillos de árboles con patrones extraños que terminaron coincidiendo con esta catástrofe histórica y pensó, quizás, que hubo una caída medioambiental que debilitó a la población humana, haciéndola susceptible a una muerte viral o bacteria en gran escala. Pero, lo que encontró fue un línea de investigación que, una vez que comenzó a ordenarla, desentrañó el "conocimiento aceptado" acerca de la Peste Negra y lo introdujo en una búsqueda que lo llevó a conclusiones sorprendentes.

Como mencionamos, la primera clave fueron los anillos de árboles - eso es natural teniendo en cuenta que Baillie es dendrocronólogo. El comparó estos anillos con las muestras de hielo analizadas y descubrió algo muy extraño: amonio. Existen cuatro ocasiones en los últimos 1500 años en los cuales los científicos pueden relacionar, con seguridad, el amonio de las capas de hielo en Groenlandia con interacciones atmosféricas de gran energía causadas por objetos provenientes del espacio: 539, 626, 1014 y 1908 - el evento de Tunguska. En resumen, hay una conexión entre el amonio en las capas de hielo y el bombardeo extra-terrestre de la superficie de la tierra.

Ahora nótese que la declaración menciona que existen cuatro eventos que pueden relacionarse definitivamente con interacciones de grandes energías; Baillie presenta la investigación en este libro exponiendo que la misma firma está presente en la época de la Peste Negra tanto en los anillos de los árboles como en las capas de hielo, Y en otras épocas de la llamada "plaga y pandemia".

Ocurre que la señal de amonio en los núcleos de hielo está directamente relacionada a un terremoto que ocurrió el 25 de enero de 1348 - ¡y Baillie descubre que hubo un escritor del siglo 14 quien escribió que la plaga fue una "corrupción de la atmósfera" que sucedió por este terremoto!

Se preguntarán, ¿cómo puede originarse una plaga de un terremoto?

Baillie señala que no siempre sabemos si los terremotos son causados por movimientos tectónicos; podrían ser ocasionados por explosiones cometarias en la atmósfera o incluso por impactos sobre la superficie de la tierra.

En Lluvia de hierro y hielo por John Lewis, Profesor de Ciencias Planetarias en el Laboratorio Lunar y Planetario, codirector del Centro de Investigación e Ingeniería Espacial de la NASA/Universidad de Arizona, y Encargado de la Comisión Espacial del Estado de Arizona, nos dice que la tierra es golpeada regularmente por objetos extraterrestres y que muchos de los cuerpos que impactan explotan en la atmósfera como sucedió en Tunguska, sin dejar cráteres o evidencia visible duradera.

¡Pero el hecho que no haya evidencia duradera no quiere decir que no haya un significante efecto sobre el planeta o sus habitantes! Estos impactos o explosiones atmosféricas pueden producir terremotos o tsunamis sin que los testigos conozcan la causa. Después de todo, la tierra se compone de agua en un 75% y cualquier testigo de un evento semejante tiene más posibilidades de ser freído y nunca contar la historia, por lo tanto no tenemos forma de saber realmente si todos los terremotos sobre nuestro planeta son tectónicos en su naturaleza o no.

Lewis señala:

En un año promedio hay una explosión atmosférica de unos 100 kilotones o más. La gran mayoría ocurre en áreas remotas, o tan elevado en la atmósfera, que no son observadas. Incluso si lo fueran, los testigos sólo verían un destello de luz en la distancia, o escucharían el ruido de un trueno distante proveniente del océano abierto. Inclusive aquellos que comúnmente son observados no son reconocidos. (Lewis, Lluvia de Hierro y Hielo).

Como Baillie señala, Lewis está hablando de un año "típico" y es obvio, teniendo en cuenta otros estudios, que no todos los años son iguales - algunos son menos típicos que otros. Baillie escribe:

Como señaló Lewis, sabemos gracias a muchas líneas de evidencia que en líneas generales la tasa de incidencia se debe al tiempo. El hecho de que los impactos no estén en el registro histórico [o no admitido ni debatido por historiadores o arqueólogos] no quiere decir que no hayan sucedido. Después de todo, hay una buena cantidad de campos de cráteres que se formaron en los últimos milenios en Estonia, Polonia, Alemania e Italia (que no fueron registrados históricamente, su existencia se deduce de los agujeros en el suelo). ¡Así que sabemos que el mecanismo de registro es defectuoso! Lo que hay que añadir... es una pieza clave del pensamiento intuitivo. Aquí hay una cita del Escenario D de Lewis:

(En este escenario) En 1946, una bola de fuego de 25.000 toneladas métricas explota a las 4:00 AM hora local a una altura de 11 kilómetros por encima de Fergana en Uzbekistán. La explosión de 1 megatón daña edificios sobre una superficie de varios kilómetros de diámetro, cubriendo la zona con intenso calor y provocando miles de incendios. Los incendios arden fuera de control, causando la muerte a 4.146 personas. Más de 20.000 residentes son despertados por el brillante destello de luz y calor para descubrir su ciudad en llamas. Los sobrevivientes informan un 'terremoto'. Varias toneladas de fragmentos de meteoritos se mezclan con escombros de 2.000 edificios quemados en los que se distinguen pedazos de ladrillo y piedra. (Lewis citado por Baillie)

El punto es que prácticamente no hay manera de monitorear si el desastre o catástrofe es definitivamente un impacto o un violento terremoto. ¡El resultado es que podrían pasar siglos, con constantes impactos cometarios, sin que nadie sospeche de los verdaderos peligros desde el espacio! Como Baillie señala: hay muchos terremotos registrados históricamente, ¡pero NO impactos! Y, sin embargo, existe evidencia de que han ocurrido impactos - sobre el terreno, y en los registros de hielo. Y está Tunguska.

Informes del evento de Tunguska nos dicen que sacudió el terreno alrededor de la zona de la explosión/impacto en un radio de unos 900 kilómetros. Al momento de un mayor impacto, el terremoto sería proporcionalmente más grave. Cualquiera que se encuentre lo suficientemente lejos como para sobrevivir, sólo habría visto un destello, habría sentido un temblor, y habrían escuchado un fuerte ruido. Si estuvieran demasiado lejos como para ver el destello, o dentro de sus casas, sólo hubiesen informado un terremoto.

En resumen, lo que el trabajo de Lewis pone sobre la mesa es la idea de que algunos conocidos sismos históricos podrían muy bien haber sido eventos de impactos. Baillie menciona que una posibilidad evidente es el gran terremoto de Antioquía en el 526 DC, que fue descrito por John Malalas:

... aquéllos apresados en la tierra debajo de los edificios fueron incinerados y las chispas de fuego surgían del aire y quemaron a todos los que golpeó como un rayo. La superficie de la tierra hirvió y los cimientos de los edificios fueron sacudidos con rayos lanzados por los terremotos y fueron reducidos a cenizas por el fuego... fue una enorme e increíble maravilla con fuegos saliendo de la lluvia, lluvia cayendo de enormes hornos, las llamas disolviéndose en chorros... como resultado Antioquía quedó desolada... unas 250.000 personas perecieron en este espanto. (Jeffreys, E., Jeffreys, M. y Scott, R. 1986, La Crónica de Juan Malalas, Byzantina Australiensia, Australian Assoc. Bizantino Estudios 4, de Melbourne.)

Baillie también señala que una serie de tales impactos y explosiones en la altura, explican de manera más adecuada el problema de larga data de finales de la Edad de Bronce en el Mediterráneo Oriental del siglo 12 antes de Cristo. En ese momento, muchos -incontables- sitios importantes fueron totalmente destruidos y quemados, y todo ha sido culpado a los sobrenaturales "Pueblos del Mar". Si ese fue el caso, si fue por la invasión y conquista, debería haber al menos alguna evidencia, como guerreros muertos o señales de batalla... Pero en su mayor parte, no es el caso. Casi no se encontraron cuerpos, y tampoco objetos preciosos, salvo aquellos que estaban escondidos como si alguien espera volver a por ellos, o que no tuvieron tiempo de recuperar. Las personas que huyeron (los eventos extra-terrestres suelen advertir previamente ya que un cometa se puede observar acercándose durante algún tiempo) también fueron asesinadas probablemente en el acto de huir, y el resultado fue el abandono y destrucción total de las ciudades en cuestión.

Y el inicio de la Edad Oscura.

Así, la posibilidad de que muchas de las destrucciones del pasado podrían haber estado relacionadas con acontecimientos de impactos nunca se ha tomado en serio o probado y ello puede ser un peligroso error.
La pregunta que plantea Baillie pero que nunca responde realmente es: ¿Qué es lo que tan exitosamente impidió a la gente preguntar por qué existe el miedo profundo y tradicional de los cometas en la psique de la humanidad? Él señala que ciertamente hay gente fuera del mundo académico dominante que hace estas preguntas. ¿Pero por qué, contra todo buen sentido común es este tema tan amplia y sistemáticamente ignorado, marginado y ridiculizado? ¡Lo extraño es que incluso cuando señala que muchos científicos de alto nivel y agencias de gobierno están tomando estas cosas seriamente (Lewis, por ejemplo), son incluso así ignoradas, marginadas y ridiculizadas ante el público en general a través de los medios masivos! Baillie escribe:

En caso de que el lector piense que esto es simple retórica, este es un buen momento para mencionar un evento futuro. El 13 de abril de 2029 un asteroide llamado Apofis pasará junto a la Tierra a una distancia no menor a 50,000 kilómetros. Si usted está vivo para ese entonces, y no está nublado, será capaz de verlo pasar a simple vista. Apofis tiene más de 300 metros de diámetro. Si al pasar junto a la Tierra, ocurre que pase a través de una cierta angosta ventana en el espacio, entonces en 2036 regresará y golpeará la Tierra (esta angosta ventana es un punto en el que la gravedad de la Tierra desviaría la órbita de Apofis justo lo suficiente para asegurar un impacto en 2036). Si Apofis golpea la Tierra el impacto será de la clase de 3000 megatones. Es enteramente razonable declarar que tal impacto, tomando lugar en cualquier lugar del planeta, derrumbaría nuestra civilización y regresaría a los sobrevivientes a la Edad Oscura, metafóricamente hablando (se cree que en tal evento las instituciones globalizadas, como los mercados financieros y de seguros se derrumbarían, tirando consigo los sistemas interconectados monetarios, comercial y de transportes). Los impactos del espacio no son ficción y parece bastante probable que un gran número de ellos han ocurrido en los últimos milenios (más allá de los pequeños ejemplos de formación de cráteres ya mencionados.) Es sólo que, por cierta razón, la mayoría de la gente que estudia el pasado ha elegido evadir o ignorar el asunto. (Baillie)

Junto con la ciencia, Baillie cita evidencia contemporánea - parte de esta evidencia ha sido relegada al "mito"- de alrededor del globo que indica que efectivamente la Tierra estuvo sujeta a bombardeo del espacio durante el siglo catorce y que esto bien pudo ser no sólo la causa del terremoto del 25 de enero de 1348, sino también la causa de la Peste Negra. Baillie cita una gran selección de material de relatos de la época incluyendo el trabajo de Ziegler citado arriba:

Sequías, inundaciones, terremotos, langostas, truenos subterráneos, tempestades nunca antes vistas, cortinas de fuego, granizo de increíble tamaño, fuego del cielo, humo apestoso, atmósfera corrupta, una gran lluvia de fuego, masas de humo. (Ziegler)

Ziegler descarta por completo reportes de un cometa negro que habría sido visto antes de la llegada de la epidemia pero registra: nubes y neblina espesa, estrellas fugaces, chorros de viento caliente, una columna de fuego, una bola de fuego, un violento temblor terrestre, en Italia un incremento de calamidades involucrando terremotos, después de lo cual llegó la plaga. (Baillie)

Resulta que en la década de 1340 hubo una verdadera erupción de terremotos. En el libro de Rosemary Horrox, La Peste Negra, citado por Baillie, encontramos que un escritor contemporáneo en Padua reportó que no sólo hubo un gran terremoto el 25 de enero de 1348, sino que ocurrió en la hora veintitrés.

En el año veintiuno del Emperador Lewis, alrededor de la fiesta de la Conversión de San Pablo (el 25 de enero) hubo un terremoto a través de Carintia y Carniola que fue tan severo que todos temieron por sus vidas. Hubo repetidos choques y en una noche la Tierra se estremeció 20 veces. Dieciséis ciudades fueron destruidas y sus habitantes muertos... Treinta y seis fortalezas montañesas y sus habitantes fueron destruidos y se calculó que más de 40,000 hombres fueron tragados o enterrados.

(El autor dice a continuación que recibió información de "una carta de la casa de Friesach al Prior provincial de Alemania"):

Dice en la misma carta que en este año [1348], fuego cayendo del cielo consumió la tierra de los turcos por 16 días; que por algunos días llovieron sapos y serpientes, por lo cual murieron muchos hombres: que la pestilencia cobró fuerza en muchas partes del mundo. (Horrox).

Del libro de Samuel Cohn:

...un dragon en Jerusalén como el de San Jorge que devoró todo lo que atravesó su camino... Una ciudad de 40,000... totalmente demolida por la caída desde el cielo de una gran cantidad de gusanos, tan grandes como un puño y con ocho patas, que mataron a todos con sus vapores y humos venenosos. (Cohn)

Una historia por el fraile dominico Bartolomeo:

...lluvias masivas de gusanos y serpientes en partes de China, que devoraron grandes cantidades de gente. También en aquellas partes llovió fuego del Cielo en la forma de nieve (ceniza), que quemó montañas, tierra y hombres. Y de este fuego se alzó un humo pestilente que mató a todos los que lo olieron en espacio de doce horas, así como aquéllos que sólo vieron el veneno del humo pestilente. (Cohn)

Cohn escribe:

Tampoco eran tales historias mera charla introductoria de mercaderes crédulos y posibles frailes enloquecidos... [incluso]... el amigo más cercano de Petrarca, Louis Sanctus, antes de embarcarse en su cuidadoso reportaje de la plaga... declaró que en septiembre inundaciones de ranas y serpientes a través de la India habían presagiado la llegada a Europa en enero de las tres galeras genovesas pestilentes... [incluso]... el cronista inglés Henry Knighton... [reportó cómo]... en Nápoles la ciudad entera fue destruida por terremotos y tempestad. Muchos cronistas reportaron terremotos alrededor del mundo, que prefiguraron la plaga sin precedentes. La mayoría situó el evento a la hora vespertina del 25 de enero de 1348. [...]

De estos terremotos que "destruyeron muchas ciudades, pueblos, iglesias, monasterios, torres, junto con su gente y bestias de carga, la que recibió el peor impacto fue Villach en el sur de Austria. Los cronistas en Italia, Alemania, Austria, Eslovenia y Polonia dijeron que fue totalmente sumergida por el terremoto sobreviviendo uno de cada diez. (Cohn)

Un texto continental fechado el domingo 27 de abril de 1348 dice:

Dicen que en tres meses desde el 25 de enero [1348] a la fecha, un total de 62,000 cuerpos fueron enterrados en Avignon. (Horrox)

Un tratado alemán descubierto por Horrox dice:

En tanto que la mortalidad surgió a partir de causas naturales su causa inmediata fue una exhalación terrestre corrupta y venenosa, que infectó el aire en varias partes del mundo... Yo digo que fue el vapor y el aire corrupto que fue ventilado -o purgado por decirlo así- en el terremoto que ocurrió en el día de San Pablo [1348], junto con el aire corrupto ventilado en otros terremotos y erupciones, que ha infectado el aire por encima de la tierra y matado a gente en varias partes del mundo. (Horrox)

Como observa Baillie, si este terremoto tan frecuentemente citado fue en realidad el resultado de impactos de cometas entonces el aire corrupto pudo tener una de dos causas: transformaciones químicas de gran energía en la atmósfera o emanaciones de gases de la misma tierra.

El historiador alemán Hecker nos informa:

En la isla de Chipre la plaga del este ya había iniciado, cuando un terremoto sacudió los fundamentos de la isla, y fue acompañado por un huracán tan espantoso que sus habitantes... huyeron alarmados... El mar se desbordó... Antes del terremoto, un viento pestilente esparció un olor tan venoso que muchos, doblegados por él, cayeron de súbito y expiraron en terribles agonías. ...y como en ese tiempo los eventos naturales eran transformados en milagros, se reportó que un meteoro de fuego, que descendió en la tierra lejos en el este, había destruido todo dentro de una circunferencia de más de cien leguas, infectando el aire a grandes distancias. (Cohn)

Jon Arrizabalaga compiló una selección de escritos en un intento por entender lo que la gente educada estaba diciendo acerca de la Peste Negra mientras que estaba ocurriendo. En relación a los términos utilizados por doctores y otras gentes médicas en 1348 para describir la plaga, escribe:

Uno... Jacme d'Agramaont, la trató en términos de una "epidemia o pestilencia y mortalidades de gente" que amenazaron a Lerida desde "algunas partes y regiones vecinas a la nuestra"... Agramont no dijo nada concerniente al término epidemia, pero desarrolló extensivamente lo que quiso decir con pestilencia. Le dio a este último término una etimología muy peculiar, de acuerdo a una forma de conocimiento establecida por Isidoro de Sevilla (570-636) en su Etymologiae, que llegó a ser ampliamente aceptado a través de Europa durante la Edad Media. Dividió el término pestilencia en tres sílabas, cada una con un significado particular: pes=tempesta: 'tormenta, tempestad'; te= 'temps, tiempo', lencia = clardat: 'brillantez, luz'; por la tanto, concluyó, la pestilencia era 'el tiempo de la tempestad ocasionada por la luz de las estrellas'.

Ocurre que Isidoro de Sevilla vivió no mucho después de otro periodo de bombardeo de cometas sobre Europa que es también evidente en los estudios de los anillos de árboles y de núcleos del hielo. El 17 de agosto de 1999, el Knight Ridder Washington Bureau publicó un artículo por Robert S. Boyd titulado: Los cometas pudieron haber ocasionado la caída de los grandes imperios de la Tierra, que incluye lo siguiente:

Los análisis de los anillos de árboles muestran que en 540 AD en diferentes partes del mundo el clima cambió. Las temperaturas bajaron lo suficiente para frenar el crecimiento de árboles tan ampliamente dispersos como el norte de Europa, Siberia, el occidente de Norte América, y el sur de Sudamérica.

Una búsqueda de registros históricos e historias míticas señaló a una visita desastrosa del cielo durante el mismo periodo, según se asegura. Hubo una referencia a un "cometa en Galia tan vasto que el cielo entero parecía en llamas" en 540-41.

De acuerdo a la leyenda, el Rey Arturo murió alrededor de esta época y los mitos celtas asociados con Arturo dan pistas acerca de dioses luminosos en el cielo y chorros de fuego.

En los años 530s, tanto observadores mediterráneos como chinos registraron una inusual lluvia de meteoros. Los meteoros son ocasionados por el fino polvo de cometas quemándose en la atmósfera. Más aún, un equipo de astrónomos del observatorio Armagh en Irlanda del Norte publicó una investigación en 1990 que dice que la Tierra debió de haber estado en riesgo de bombardeo de cometas entre los años 400 y 600 AD. [...]

La hambruna siguió a la caida en las cosechas, y justo después vino la peste bubónica que barrió Europa a mediados del siglo sexto. [...]

En estos tiempos el emperador romano Justiniano estaba intentando regenerar el imperio romano en decadencia. Pero el plan falló en 540 y le siguieron la Edad Oscura y el surgimiento del Islam.

Hay una gran cantidad de material de ese periodo que apunta consistentemente a una "atmósfera corrupta," "respira el aire y mueres", y de algún modo el océano estaba involucrado al igual que terremotos y cometas y bolas de fuego en el cielo. Un reporte de la Facultad de Medicina de París preparado en octubre de 1348 dice:
Otra posible causa de corrupción que es necesario tener en mente es el escape de la podredumbre atrapada en el centro de la tierra como resultado de los terremotos - algo que efectivamente ha ocurrido recientemente. (citado por Baillie)

En breve, los franceses estaban conscientes de una serie de terremotos en la época en que pudieron haber sido ocasionados por impactos de cometas. Un reporte de ese periodo dice que un terremoto duró seis días y otro declara que el periodo fue diez días. Tales eventos podrían también producir liberación de gases de todo tipo de químicos desagradables que podrían ser mortales. Consideren lo siguiente:

La explosión de gas del Lago Nyos, Camerún 1986

[...]

Aunque una repentina emanación de gases de CO2 ya había ocurrido en el Lago Monoun en 1984, matando a 37 residentes locales, no se anticipó una amenaza similar del Lago Nyos. Sin embargo, el 21 de agosto de 1986 ocurrió una erupción límnica en el Lago Nyos que detonó la súbita emanación de alrededor de 1.6 millones de toneladas de CO2. El gas se desparramó pendiente abajo por dos valles cercanos, desplazando todo el aire y sofocando a unas 1,800 personas a una distancia de 20 kilómetros del lago, la mayoría aldeanos rurales, al igual que a 3,500 cabezas de ganado. Unos 4,000 habitantes huyeron del área, muchos de los cuales desarrollaron problemas respiratorios, quemaduras y parálisis como resultado de los gases.

No se sabe qué detonó la catastrófica emanación de gases. La mayoría de los geólogos sospechan una avalancha, pero algunos creen que una pequeña erupción volcánica pudo haber ocurrido en el fondo del lago. [...]

Se piensa que se liberó hasta un kilómetro cúbico de gas. Debido a que el CO2 es más denso que el aire, el gas fluyó desde el flanco montañoso en que yace el Lago Nyos y descendió hacia dos valles adyacentes en una capa de diez metros de profundidad, desplazando el aire y sofocando a toda la gente y animales antes de que pudiera disiparse. Las aguas normalmente azules del lago se tornaron rojo profundo después de la emanación del gas, debido a que agua rica en hierro subió a la superficie y se oxigenó con el aire. El nivel del lago bajó en alrededor de un metro, equivalente al volumen de gas emanado. La emanación probablemente también ocasionó un desbordamiento de las aguas del lago. Los árboles cerca del lago fueron derribados.

Mmmh... uno se pregunta si eventos similares ocurren como consecuencia de impactos de cometas y si la emanación de gases de los océanos podría ser igualmente peligrosa y mortal. Uno también se pregunta, considerando que los árboles fueron "derribados", si esta emanación no habría sido un evento de impacto.

Baillie nos lleva a través de la ciencia con cifras y gráficas y nos muestra cómo quienes experimentaron la Peste Negra hablaban de estas cosas llanamente, pero por alguna razón, todos los historiadores modernos pensaron que estos comentarios acerca de lluvias de fuego y muerte y aire que podía matar eran sólo metáforas de una enfermedad horrible. A fin de cuentas es la ciencia la que debe prevalecer en esto porque toda la gente que trabaja de modo totalmente independiente estudiando cometas, tsunamis, dióxido de carbono, núcleos de hielo y anillos de árboles observa en sus datos que algo muy extraño ocurrió a nivel global alrededor de la época en que la Peste Negra diezmó a la población humana en la Tierra.

En sus conclusiones, dignas de reproducir aquí, Baillie observa:

Es cada vez más evidente que en términos intelectuales el mundo está divido en dos. Hay quienes estudian el pasado en los campos de la historia y la arqueología y no ven evidencia de que las poblaciones humanas hallan sido afectadas por impactos del espacio. En una postura diametralmente opuesta se encuentran quienes estudian a los objetos que pasan cerca de este planeta y a veces chocan con él. Algunos miembros serios de este último grupo no tienen ninguna duda en lo absoluto de que deben haber ocurrido numerosos impactos devastadores en los últimos cinco milenios; el periodo de la civilización humana.

Y sin embargo nadie habla de ello.

Realmente hay suficientes datos en el libro de Baillie para sostener la teoría de que la Peste Negra se debió a un impacto de restos de cometas similar a los impactos en Júpiter por los fragmentos del cometa Shoemaker-Levy en 1994. En cuanto a cómo ocurrieron estas muertes, hay muchas posibilidades: terremotos, inundaciones (tsunamis), lluvias de fuego, químicos liberados por las explosiones de gran energía en la atmósfera, incluyendo amonio y cianuro de hidrógeno, e incluso posiblemente patógenos de enfermedades traídos por cometas.
Si ha ocurrido con tanta frecuencia como sugiere Baillie, puede ocurrir otra vez. Y si, como sospechamos, la Tierra está destinada a ser bombardeada en un futuro no muy distante, parece que hay más maneras de morir en tal evento que simplemente ser golpeado por un fragmento de cometa.


fuente:Laura Knight-Jadczyk
Sott.net

Una buena iniciativa.

DAVID RUSS NATURAL HORSE WAY

David Russ acerca la filosofía horsemanship (relación natural entre hombre y caballo) a los aspectos laborales, sociales y personales de los seres humanos. N.H.W. es una vía alternativa de comunicación intrapersonal e interpersonal recuperando nuestro "YO NATURAL". Un camino que parte del caballo como una valiosa referencia para llegar a rentabilizar nuestros recursos, talentos y esfuerzos con mayor eficacia. LIDERAZGO - TRABAJO EN EQUIPO - GESTIÓN EMOCIONAL

Entrar a:

http://davidruss-naturalhorseway.blogspot.com/

lunes, 17 de enero de 2011

El Poder de Nuestros Pensamientos - Cabala

Querid@s herman@s.
Estos videos estan muy bien. Hace tiempo que vengo leyendo y reflexionando sobre Creer es Crear. Los pensamientos crean y son poderosos. Todos somos pensamiento. El futuro es la efecto del pensamiento.
Que lo disfruten.

salud∆∆∆





Exponerse a la luz eléctrica antes de acostarse puede influir en el sueño, la presión sanguínea y la diabetes

La exposición a luz eléctrica entre el atardecer y la hora de acostarse tiene un importante efecto supresor sobre los niveles de una hormona denominada melatonina, que puede influir en los procesos fisiológicos regulados por la misma, como el sueño, la termoregulación, la presión sanguínea y la homeostasis de la glucosa.

Así lo han demostrado investigador del Brigham and Women's Hospital (BWH) y de la Facultad de Medicina de Harvard (Estados Unidos), cuyo avance ha sido aceptado para su publicación en 'The Endocrine Society's Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism' (JCEM).

La melatonina es una hormona que la glándula pineal, que está en el cerebro, produce de noche. Además de jugar un papel regulador en el ciclo de sueño y vigilia, se ha demostrado que reduce la presión sanguínea y la temperatura corporal. Asimismo, ha sido estudiada como posible tratamiento contra el insomnio, la hipertensión y el cáncer.

En la sociedad moderna, la gente se ve expuesta a la luz eléctrica durante las tardes durante el horario laboral, en el tiempo de ocio y durante sus actividades sociales. El objetivo de este estudio fue averiguar si la exposición a la luz eléctrica de una habitación al final de la tarde inhibía la producción de melatonina.

Según el líder de este trabajo, Joshua Gooley, investigador del Brigham and Women's Hospital (BWH) y la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston (Estados Unidos), "a diario, millones de personas optan por mantener las luces encendidas antes de la hora de acostarse y durante las horas que normalmente se dedican al sueño".

"Nuestro estudio demuestra que esta exposición a la luz dentro del hogar tiene un mayor efecto supresor sobre la melatonina. Esto podría, por turnos, tener efectos en la calidad del sueño y en la habilidad del cuerpo para regular su temperatura, la presión sanguínea y los niveles de glucosa", ha dicho.

En este trabajo, los investigadores estudiaron a 116 voluntarios sanos con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, que fueron expuestos a la luz en una habitación o a una luz tenue en las ocho horas antes de la hora de irse a dormir durante 5 días consecutivos.

Paralelamente, insertaron un catéter intravenoso en el antebrazo de los participantes del estudio para recoger continuamente plasma sanguíneo cada 30 y 60 minutos para medir los niveles de melatonina.

Los resultados demostraron que la exposición a la luz de una habitación antes de la hora de acostarse acortaba la duración de la melatonina uno 90 minutos cuando se comparaba con la exposición a una luz tenue. Además, la exposición a la luz de una habitación durante las horas de sueño suprimió la melatonina en más de un 50 por ciento.

Según Gooley, "dado que la supresión crónica de la melatonina por la luz podrían aumentar relativamente el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer y que los genes receptores de melatonina han sido vinculados a la diabetes tipo 2, nuestros descubrimientos podrían tener importantes implicaciones sanitarias para los trabajadores por turnos que están expuestos a la luz interior de noche durante años".

No obstante, puntualiza, "serán necesarias más investigaciones, tanto para confirmar la supresión de melatonina como un factor de riesgo significativo para el cáncer de mama como para determinar el mecanismo por el que la melatonina regula el metabolismo de la glucosa".

fuente:E.P.

Gastritis aguda, cada vez más frecuente en jóvenes.


La gastritis, caracterizada por la inflamación de la capa interna del estómago, es una de las enfermedades que se ha convertido entre las más comunes en las personas jóvenes, afirmaron especialistas del IMSS Jalisco.

Los gastroenterólogos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicaron que se presenta principalmente en su forma aguda, la cual, se estima, afecta a ocho de cada mil personas de entre 20 y 50 años de edad.

Aunque en hasta el 60 por ciento de los casos su origen se debe a una bacteria, otros factores que la desencadenan tienen que ver con el consumo de alcohol y de medicamentos, en especial los utilizados contra el dolor y la inflamación.

Asimismo, puede ocasionar esta enfermedad la ingesta de alimentos de dudosa preparación, como los que se venden en la vía pública, ya que se ha detectado que es también un detonante de la gastritis.

Dado que el grueso de las personas que desarrollan gastritis, es como consecuencia de la bacteria ya señalada, suelen desarrollar lesiones ulcerativas lo que complica su cuadro e inclusive incrementa hasta en un 15 por ciento el riesgo de llegar a padecer cáncer gástrico.

Aunque los síntomas de gastritis pueden variar de una persona a otra, el dolor es el que mayormente refieren los pacientes. Otros signos que pueden orientar a la presencia de gastritis incluyen náuseas, hipo, indigestión, pérdida de apetito, sensación de abdomen inflamado, vómitos y heces obscuras.

El tratamiento de la gastritis generalmente incluye la toma de antiácidos y si el origen es la Helicobacter pylori, se incluyen antibióticos.

Fuente Notimex

En cinco años, la cantidad de gente que medita se triplicó

a ciencia lo recomienda y confirma sus beneficios Los centros de enseñanza agregan más clases y se hacen jornadas masivas de meditación en plazas. Los médicos aseguran que favorece la conexión entre neuronas y reduce el estrés y la presión arterial.

La mente vuelve al pasado y recupera momentos de discusiones, culpas y recriminaciones. Pasa al futuro y se preocupa por lo que le falta o por lo que puede perderse, y se enreda en pensamientos negativos. Hasta que se toman clases de meditación y todo empieza a cambiar. La mente puede aquietarse y mantenerse en el presente, un logro simple pero con tantos beneficios para la salud que más argentinos están dispuestos a conseguir. En los principales centros donde se enseña a meditar en la Argentina se han triplicado los asistentes durante los últimos cinco años.

Se trata de una práctica simple y milenaria, que fue desarrollada en Asia a través de diferentes técnicas y que ahora gana legitimación dentro de la comunidad científica y médica. Se han realizado más de 2.000 estudios que evalúan en algún aspecto la práctica de meditación, tanto para personas sanas como para las que sufren algún tipo de enfermedad.

Y los resultados son favorables a la práctica.

Por empezar, no tiene efectos colaterales y permite obtener una perspectiva diferente frente a situaciones estresantes y reducir emociones negativas.

"A través de la meditación, ya está comprobado que se producen cambios en las conexiones neuronales del cerebro, y hay modificaciones notables en la concentración, la memoria y el sueño", cuenta Alejandro Chaoul, argentino, doctor en religiones tibetanas y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas, en los Estados Unidos. Este especialista también trabaja con los beneficios de la meditación para los pacientes con cáncer. "En pacientes oncológicos encontramos que la meditación mejora su calidad de vida y la adherencia al tratamiento convencional".

Aunque un paciente generalmente espera que los médicos le receten fármacos, ya hay profesionales que aconsejan también la meditación como complemento de los tratamientos para desórdenes como alergias, trastornos de ansiedad, depresión, fatiga crónica, enfermedad cardíaca, hipertensión, dolor crónico, obesidad problemas del sueño y drogadicción. "Se está utilizando para las personas con psoriasis y con esclerosis múltiple, entre otras patologías. En esos casos, la mejoría se nota en la aceptación de la enfermedad, la adaptación para funcionar en su verdad cotidiana y el estado de ánimo de los pacientes", agrega Fernando Torrente, jefe de psicoterapia del Instituto de Neurología Cognitiva.

La meditación ayuda a convivir con la enfermedad. Y al que no está enfermo, lo auxilia para desacelerarse frente al ritmo frenético de la sociedad actual.

Además de las clases en los centros privados, la meditación tiene espacio en hospitales públicos como el Hospital Presidente Perón de Avellaneda y en lugares públicos. Por ejemplo, el encuentro "América Medita", organizado por la Fundación El arte de vivir, contó con 17.370 personas en 44 ciudades argentinas en octubre pasado. "Es increíble la cantidad de personas que se anotan para nuestro campo de verano en Córdoba, que consiste en un retiro para meditar", cuenta Toshiro Yamauchi, de la Asociación Zen de América Latina. El lunes y martes pasado, en el conocido parador CR de Pinamar, se realizó una meditación masiva, con muchísima concurrencia.

¿Por qué gana seguidores? "Nada está garantizado, ni con seguros ni cajas fuertes", responde Moira Lowe, de la coordinación de Universidad Espiritual Mundial Brahma Kumaris. "Con la meditación, el alma se aquieta y, frente a situaciones de peligro, se pueden tomar buenas decisiones. No es poner la mente en blanco, sino calmarse para sentirse seguro".

fuente:Valeria Román
periódico Clarín

domingo, 16 de enero de 2011

¿Estelas químicas? ¿Estelas de condensación? Cielos extraños


Un par de cosas que deberían considerarse cuando hablamos de las denominadas "estelas químicas" o "chemtrails":

1) Obviamente, existe cierto "rociado" en marcha y que no es para el beneficio de la humanidad. He escuchado algunas historias de personas acerca de aviones volando a baja altura y dispersando cosas que cubren todo, o que provocan enfermedades en la gente. Y me refiero a vuelos RASANTES.

2) Un rociado que en realidad afecta un área designada debajo del rociador (el avión en cuestión) debe ser a una altitud bastante baja, de lo contrario lo que se está rociando no caerá sobre el área debajo. Esto se debe al hecho que nuestra atmósfera tiene una cantidad de capas y cada una tiene su propia temperatura y velocidad de viento y dirección, y muy comúnmente, las cosas en una capa demoran mucho tiempo y distancia en mezclarse o combinarse con otras capas SI es que llegan a mezclarse. Habitualmente, la velocidad del viento en las capas superiores son tales que cualquier cosa depositada allí solo podría penetrar las capas inferiores, climáticas, luego de viajar varios miles de kilómetros. Es una situación muy poco lineal, y altamente, casi imposiblemente, impredecible.

3)Entonces, si hablas de un rociado químico que puedes ver en el cielo, y que luego cae sobre el área debajo, debes hablar de un rociado a baja altitud.

4) En consecuencia, las estelas que están a elevada altura en el cielo y sin posibilidad de interactuar con el suelo debajo no pueden ser correctamente llamadas "chemtrails" excepto, quizás, si se está rociando algún químico que supuestamente afecte al clima (e incluso ello se efectúa a baja altitud). La siembra de nubes se efectúa dispersando elementos tales como cristales de hielo seco o ioduro de plata en la atmósfera con un avión o incluso mediante estaciones en tierra. Se cree que sembrar nubes promueve la condensación de gotas de agua, y por lo tanto, lluvia.

5) La siembra de nubes generalmente se hace EN las nubes, pero no las genera. Además, también debe realizarse a una baja altitud para que afecte al área debajo de la actividad. De lo contrario, la velocidad de los vientos superiores en las capas más elevadas se llevará al ioduro de plata, lo esparcirá, y no se obtendrá el efecto deseado. Aquí hay un sitio sobre la siembra de nubes: http://www.sandylandwater.com/ops.htm

6) Los pequeños aviones privados vuelan a un máximo de 3600 metros. Los aviones de pasajeros vuelan entre 7600 y 13700 metros. El supersónico Concorde vuela en Mach 2 a 17300 metros. Los cazas militares llegan a los 24300 metros, y se cree que algunos aviones especializados como el U2 espía y el SR-71 llegan a los 36500 metros. El x-15 tiene un techo de 108000 metros.

7) De Wikipedia:

© n/a
Gráfico que muestra los niveles atmosféricos y clases de nubes que se forman en esos niveles.

Los cirros generalmente se refieren a nubes atmosféricas que se caracterizan por sus finas líneas, como manojos, habitualmente acompañadas por mechones, llevando a su nombre común (no-estándar) de cola de yegua. [1] A veces estas nubes son tan grandes que son virtualmente indistinguibles unas de otras, formando una cortina de cirros llamada cirroestratos. En oportunidades, la convección a elevada altitud produce otra forma de cirros llamada cirrocúmulos, un patrón de pequeños mechones de nubes que incluyen gotas de agua congelada. El término también se utiliza para ciertas nubes interestelares compuestas por granos de polvo microscópicos. [2]

Muchos cirros generan filamentos parecidos a cabellos hechos de cristales de hielo pesado que se precipitan desde ellas. Estas "líneas caídas", en forma de virga, usualmente indican la diferencia en el movimiento del aire (corte del viento) entre la parte superior del cirro y el aire debajo del mismo. A veces la parte superior del cirro se mueve rápidamente sobre una capa de aire más lenta, o la línea cae en una capa que se mueve más rápidamente. La dirección de estos vientos también puede variar.

Los cirros se forman cuando el vapor de agua se congela en cristales de hielo a altitudes por encima de los 8000 metros. [3] Debido a la escasa humedad de las alturas elevadas, tienden a ser muy finas. [1] A esta altura, las aeronaves dejan estelas de condensación que pueden transformarse en cirros. [4] Esto sucede cuando los gases calientes, agua en su mayoría, se congelan, dejando un rastro visible. Las rayas pueden parecer rectas cuando hay ausencia de vientos, dando a las nubes la apariencia de una coma (cirrus uncinus), o enredadas, indicación de elevadas turbulencias. Los cristales de hielo que caen se evaporan antes de llegar al suelo.

© Wikimedia Commons
Un cielo cubierto de cirros.
Los cirros cubren hasta el 30% de la Tierra y tienen un efecto de red de calor. Los cirros absorben eficientemente la radiación infrarroja saliente (calor) por debajo de ellas (efecto invernadero), mientras que solo reflejan marginalmente la luz solar entrante (albedo). [5]

Una elevada cantidad de cirros podrían ser una señal del acercamiento de un sistema frontal de movimiento del aire superior. Habitualmente esto indica un cambio en el clima en el futuro cercano, comúnmente un incremento de las tormentas. [6] Los cirros también pueden ser remanentes de una tormenta eléctrica. Un gran escudo de cirros y cirroestratos típicamente acompañan al flujo saliente a gran altura de los huracanes o tifones. También se ha observado que los cirros se desarrollan luego de la persistente formación de estelas de condensación (contrails) de una aeronave. El incremento del tráfico aéreo es una causa posible del aumento en la cantidad de cirros. [7]

8) Ahora, ¿qué es lo que está mal con lo presentado arriba?

Respuesta: la altitud de los cirros vs la altitud de muchos aviones que entrecruzan los cielos con estelas que son obviamente mucho más bajas que la altura designada para los cirros.

AÚN ASÍ los rastros que dejan estos aviones ACTÚAN como los cirros actúan a altitudes mucho mayores.

La conclusión más lógica (y aterradora): la capa fría de la atmósfera superior ha descendido y probablemente está más gruesa y por lo tanto, más aviones que vuelan a altitudes más bajas están generando contrails en ese aire congelado que solía ser el dominio de los cirros.

Nuevamente, si entiendes acerca de las capas de la atmósfera, temperaturas, vientos, etc, entonces notarás que lo que está sucediendo NO se trata del rociamiento de la población humana ni incluso la manipulación intencional del clima, sino que es la EVIDENCIA que nuestra atmósfera planetaria ha cambiado dramáticamente en los últimos 10 años aproximadamente. O 20 años, que es cuando comencé a notar los cambios en la formación de las nubes.

9) También adviertan que las estelas que dejan los aviones a altitudes mucho más BAJAS generalmente se disipan rápidamente. ¡Las malas noticias son que no dejan NINGÚN rastro a esas altitudes! (Y sabiendo cómo funcionan las capas donde se forman cirros, puedes comprender perfectamente que no están rociando nada encima de la tierra) Pero ciertamente, PUEDE suceder la formación natural de cirros por los gases de avión o restos de combustible Y el rociado a baja altura de "cosas" al mismo tiempo. Yo sugeriría que tales casos son un "encubrimiento" de la misma manera que las interminables "abducciones por parte de alienígenas grises" son un encubrimiento de lo que los alienígenas REALMENTE están haciendo en este planeta.

Por ejemplo, este video bastante estúpido que dice ser de "siembra de nubes":


No lo es. Es evidencia que la capa de la atmósfera por la cual vuela el avión es muy fría. Ahora, sea esto un problema o no, depende del momento del año que se haya hecho el video. En algunos casos, el aire frío a esa baja altura no estaría fuera de estación, por decirlo de alguna manera.

10) ¿Producen estas actividades algún efecto en el clima?

Ciertamente. Pero no es intencional. Ver arriba sobre los cirros donde el efecto red está CALENTANDO la atmósfera.

Lo que parece estar sucediendo es que el área del fenómeno climático - la troposfera - parece haber sido comprimida por una estratosfera en expansión (o caída) y la estratosfera misma parece haber modificado sus características. ¡ESTO es MUY preocupante! Estas son señales y síntomas, junto a muchos otros que hemos tratado en SOTT, que algo muy inusual está sucediendo en nuestro vecindario cósmico porque los cambios climáticos también están sucediendo en otros planetas. Puedo garantizarles que no están creando "chemtrails" en Marte o Júpiter o Saturno.

11) Si estudias el trabajo de James McCanney, comprenderás que las 5 capas de la atmósfera terrestre también son capas de carga eléctrica alterna. ESTO ES IMPORTANTE. McCanney también describe de qué manera estos flujos eléctricos que circulan por la tierra interactúan con el sol para crear nuestro clima. Piers Corbyn se está haciendo famoso por utilizar principios similares para predicciones climáticas mucho más certeras que los servicios meteorológicos puedan efectuar. El hecho que Corbyn PUEDA predecir el clima tan acertadamente se contrapone a la idea que los "chemtrails" sean una actividad de modificación climática. Su método se basa en la actividad solar, y no en los denominados "chemtrails".

12) Respecto a estas capas de electromagnetismo que rodean la Tierra, en 1958 se hicieron algunas cosas que bien podrían tener que ver con las condiciones del planeta en la actualidad. Me gustaría que pienses en ello en relación al cambio climático, de los llamados "chemtrails" y HAARP.

"Entre agosto y septiembre de 1958, la Marina norteamericana explotó tres bombas nucleares de fisión a 480 Km. por encima del océano atlántico del sur, en la zona más baja del Cinturón de Van Allen cercana a la superficie de la tierra. Sumado a ello, se detonaron dos bombas de hidrógeno a 160 Km. por encima de la Isla Johnston en el Pacífico. El ejército lo denominó "el experimento científico más grande jamás realizado". Fue diseñado por el Departamento de Defensa norteamericano y la Comisión de Energía Atómica norteamericano, bajo el código Proyecto Argus. El objetivo parecía ser evaluar el impacto de las explosiones nucleares a gran altura sobre la transmisión de radio y las operaciones de radar que causan los pulsos electromagnéticos (EMP), y aumentar el conocimiento del campo geomagnético y el comportamiento de las partículas cargadas en el mismo. Este gran experimento creó nuevos cinturones (internos) de radiación magnética que cubren casi toda la tierra, y que inyectaron cantidad suficiente de electrones y otras partículas energéticas en la ionosfera como para causar efectos a nivel mundial. Los electrones fueron y vinieron a lo largo de las líneas magnéticas, causando una "aurora" artificial al impactar la atmósfera cerca del polo norte. Esto solo fue informado mucho después, el 13-20 de agosto de 1961en Keesings Historisch Archief (K.H.A.). El informe señaló que el ejército norteamericano planeaba crear un "escudo de telecomunicaciones en la ionosfera a 3000 Km. de altura, ubicando 350.000 millones de agujas de cobre en órbita, de 2-4 cm cada una [con un peso total de 16 Kg.], formando un cinturón de 10 Km. de grosor y 40 de ancho, las agujas se distanciaban cada 100 m". Esto fue diseñado para reemplazar a la ionosfera "porque las telecomunicaciones resultan dañadas por las tormentas magnéticas y llamaradas solaras". EEUU proyectó aumentar el número de agujas de cobre si el experimento resultaba exitoso. Este plan recibió una fuerte oposición por parte de la Unión Internacional de Astrónomos".

Luego:

El 9 de julio de 1962, EEUU comenzó una serie de experimentos en la ionosfera. De su descripción: "un dispositivo de un kilotón, a una altura de 60 Km. y un megatón, y un multi-megatón, a varios cientos de kilómetros de altura". (K.H.A., 29 de junio de 1962).

Estas pruebas perturbaron severamente el Cinturón de Van Allen inferior, alterando sustancialmente su forma e intensidad. "En este experimento el Cinturón de Van Allen interior será prácticamente destruido durante un período de tiempo; partículas del Cinturón serán transportadas a la atmósfera. Se anticipa que el campo magnético de la tierra se verá perturbado en largas distancias durante varias horas, impidiendo las comunicaciones por radio. La explosión en el cinturón de radiación interno producirá un domo artificial de luz polar que será visible desde Los Ángeles". (K.H.A. 11 de mayo de 1962).

Este fue el experimento que condujo a la fuerte protesta del astrónomo de la reina, Sir Martin Ryle en Inglaterra. El 19 de julio... la NASA anunció que como consecuencia de la prueba nuclear a elevada altitud del 9 de julio, se ha formado un nuevo cinturón de radiación, extendiéndose ente 400 y 1600 Km. de altura; puede observarse como extensión temporaria del Cinturón de Van Allen inferior" (K.H.A. 5 de agosto de 1962).

"... El Starfish hizo un cinturón mucho más amplio [que el del Proyecto Argus] que se extiende desde una baja altitud a L=3 [es decir, tres radios terrestres o unos 13,000 Km. por encima de la superficie de la tierra]. "Luego en 1962, la USSR llevó a cabo experimentos planetarios similares, creando tres nuevos cinturones de radiación entre 7,000 y 13,000 Km. por sobre la tierra. Según la Enciclopedia, los flujos de electrones en el Cinturón de Van Allen inferior se han modificado marcadamente desde las explosiones nucleares a elevada altitud de 1962 de EEUU y la USSR, nunca regresando a su anterior estado. Según científicos americanos, podría tomar varios cientos de años para que el Cinturón de Van Allen se estabilice en sus niveles normales".

Ten en mente ahora que, mientras ellos andan explotando nuestra atmósfera, ¡quieren echarle la culpa del Calentamiento Global a la gente común!

Mi jardín tiene vista a los Pirineos, que son los cruces del tráfico aéreo entre Europa y África, Sudamérica y España, Europa del Norte, Inglaterra, Escandinavia, y el Sur de Europa y África. Es un lugar muy ajetreado. Estoy sentada en mi escritorio a un lado de una ventana que mira este cielo y observo por esta ventana varias veces al día y veo al cielo en todos sus estados. Las siguientes fotografías que tomé desde mi jardín son CONTRAILS hechas por un elevado volumen de tráfico aéreo que, ciertos días, deja persistentes rastros según las condiciones en la estratosfera. Estas condiciones pueden relacionarse con el entorno en la troposfera así como también el clima antes, durante y después de los días en que estos rastros se forman y perduran por tanto tiempo. Si yo fuera una histérica loca con el cerebro lavado, pensaría que me habrían envenenado. Pero sé lo que son, los he observado durante horas y días y recuerdo fenómenos similares en una escala mucho menor - y mucho menos frecuente porque las condiciones planetarias eran muy distintas - a lo largo de mi crecimiento. Créanme, son CONTRAILS...

© Laura Knight-Jadczyk
Cambios en las condiciones atmosféricas han llevado a cielos cada vez más abarrotados en tiempos recientes.

© Laura Knight-Jadczyk

© Laura Knight-Jadczyk

© Laura Knight-Jadczyk
¡CONTRAIL no "chemtrail"!

© Laura Knight-Jadczyk

© Laura Knight-Jadczyk
Durante los 1980's, los lanzamientos de cohetes a nivel mundial promediaban entre 500 y 600 al año, con un máximo de 1500 en 1989. Hubo muchos más durante la Guerra del Golfo. El Transbordador es el más grande de los cohetes a combustible sólido, con tanques gemelos de 45 metros. Todos los cohetes a base de combustible sólido emiten grandes cantidades de ácido clorhídrico en su combustión, con cada vuelo del Transbordador inyectando cerca de 75 toneladas de cloro destructor de ozono en la estratosfera. Los lanzados desde 1992 agregan incluso más cloro, unas 187 toneladas, en la estratosfera (la cual contiene a la capa de ozono).

Estoy leyendo una investigación sobre impactos cometarios que tiene algo de información que considera nuestro tema y creo que podemos confiar en él ya que no está siendo producido en algún programa de desinformación con respecto a los llamados chemtrails.

Un elemento de interés es el primer gran cuerpo conocido históricamente que haya impactado sobre la Tierra: el objeto de Tunguska. Lo que nos importa en relación a los chemtrails es que este objeto explotó en la atmósfera en junio de 1908 y durante varias noches después del hecho el cielo estuvo inusualmente luminoso sobre Europa y el oste de Asia, permitiendo a la gente leer los diarios por la noche.

Cuando los científicos llegaron a la remota zona en 1927, no encontraron fragmentos visibles del cuerpo que había explotado. Trabajos de campo posteriores descubrieron peculiares esferas metálicas negras y brillantes en el suelo de numerosos cráteres pequeños y ovalados - de entre 50 y 200 metros de diámetro - similares a los cráteres de las Bahías de Carolina. Estas esferas resultaron típicas de cuerpos extraterrestres con una elevada composición de iridio, níquel y otros metales.

© Desconocido
Árboles aplastados hacia afuera en la ubicación central de la remota Siberia sobre la cual el fragmento cometario explotó en la atmósfera superior en 1908
Ahora, aquí es donde llegamos a nuestra conexión: un inusual y elevado contenido de estos mismos metales se descubrieron luego en los núcleos de los hielos antárticos, pero en la capa correspondiente al año 1912.

Es decir, llevó cuatro años para que los elementos depositados en la estratosfera se precipitaran a la Tierra.

De la evidencia antártica, se calculó que la caída total de sustancias del cuerpo de Tunguska fue de 7 millones de toneladas, lo que significa que su diámetro habría sido de unos 160 metros.

El polvo de tales objetos que explotan en la estratosfera se difunde por todo el globo y generalmente le toma un período de tres a seis meses para que esto suceda. El tiempo que lleva a cualquier elemento en la estratosfera llegar al suelo es de unos 3 años (o más) y eso es "independientemente de la cantidad inicial de polvo {o lo que haya}". También, existen tantas variables atmosféricas que no se puede determinar hacia dónde irán las sustancias.

Es decir, los materiales introducidos en la estratosfera NO se precipitan a la tierra bajo la cual se "deposita" (como en los llamados chemtrails) excepto, quizás, casi accidentalmente, y mucho, mucho tiempo después.

Nuevamente, esto no tiene nada que ver con el rociado que se realiza a altitudes mucho menores, como en la troposfera, pero claramente, lo que sucede en la estratosfera no son "chemtrails."

Creo que he presentado más que suficiente alimento para pensar sobre el tema de los denominados "chemtrails" como para sugerir que, sí, está sucediendo algo realmente perturbador, pero no es lo que piensas. De hecho, es peor. SI, algo está MUY mal en nuestros cielos - pero no son chemtrails. Los CONTRAILS mismos han cambiado y ESO es una gran advertencia acerca de nuestra atmósfera y nuestro clima y las consecuencias son mucho más terribles que algunos pirados en el Pentágono que solo intentan envenenarnos. Caray, podríamos sobrevivir a eso. ¡La gran mayoría de la vida sobre la tierra NO sobrevivirá lo que estos contrails presagian!

fuente: Laura Knight-Jadczyk
Sott.net

Científicos llaman a prepararse para el encuentro con seres extraterrestres

Los gobiernos del mundo deben empezar a prepararse de forma coordinada para un eventual encuentro con vida extraterrestre, señala un prestigioso grupo de científicos en el Reino Unido.

En una edición de la revista científica Philosophical Transactions A, de la institución británica Royal Society, los científicos señalan que por primera vez en la historia de la humanidad "hay una posibilidad realista de saber si estamos o no solos en el Universo".

Las películas ayudan a imaginar nuevas fronteras, afirman los científicos.

"Si ocurre que no estamos solos..., esto afectará de manera fundamental la manera en que la humanidad se entiende a sí misma, y necesitamos estar preparados para las consecuencias", señalan los estudiosos Martin Dominik y John C. Zarnecki en el texto introductorio.

"La falta de coordinación puede ser evitada mediante la creación de una estructura global en un esfuerzo verdaderamente mundial gobernado por un organismo internacional legitimado políticamente".

Los dos investigadores señalan que, para ese efecto, Naciones Unidas tiene ya un mecanismo institucional que fue creado en 1959: el Comité para Usos Pacíficos del Espacio Extra atmosférico (COPUOS, siglas en inglés).

Afirman que los Estados Miembro del COPUOS necesitarán poner "asuntos supra-Tierra" en la agenda para llevar eso a la Asamblea General, con el fin de establecer estructuras similares a las que se han creado para enfrentar posibles amenazas de choques de la Tierra con objetos cercanos, como los asteroides.

¿Cómo serían los "aliens"?

El professor Simon Conway Morris, experto en paleobiología evolucionista de la Universidad de Cambridge, dice que debemos prepararnos para lo peor.

"Si los extraterrestres inteligentes existen, se verán justo como nosotros, y dada nuestra nada gloriosa historia, esto nos debería hacer pensar".

Según el experto es probable que la evolución de mundos extraños siga pautas darwinianas y por tanto la vida extraterrestre tendrá quizá importantes similitudes con la vida en la Tierra.

De esa forma, aduce Conway Morris, los "aliens" podrían parecerse a nosotros incluso con nuestras peores tendencias.

El científico señala que hay dos posibilidades opuestas y que las dos nos debería hacer temblar de miedo: que encontremos "aliens" parecidos a nosotros o que, simplemente, no haya nadie más allá afuera.

Va en serio

En este número especial de la publicación especializada de la Royal Society, los investigadores apuntan que las películas y libros de ciencia ficción, "unos con más base científica que otros", no deben subestimarse pues son vías para "avanzar en el conocimiento de nuevas fronteras".

Más que la invasión de la Tierra por parte de seres extraños, "los escenarios de detección más probables involucrarán organismos microbianos y/o vida extraterrestre a una distancia segura".

Estas reflexiones indican que los científicos están tomando en serio la posibilidad de que pronto descubramos vidas extraterrestres.

¿Y la fe?

¿La confirmación de la existencia inteligencia extraterrestre podría significar el colapso de la religión terrestre?

La pregunta la hace Ted Peters, profesor de teología sistemática del Seminario Teológico Luterano en California.

"No", es su respuesta.

En su extenso documento examina desafíos específicos que la detección de vida extraterrestre traería a las creencias tradicionales. Una de ellas, por ejemplo: "¿una sola encarnación terrestre de Jesucristo es suficiente para el cosmos entero?".

Según Peters, de comprobarse la exitencia de "aliens", los teólogos no perderían su trabajo, al contrario: tendrían el nuevo reto de reformular los compromisos de las religiones clásicas a la luz "de la nueva y más amplia visión de la creación de Dios".

Los teólogos tradicionales se convertirían, así, en astroteólogos.

Peters afirma que quizá es tiempo de prepararse para esta eventualidad.

Su conclusión es que la fe en las religiones más importantes de la Tierra sobrevivirá intacta.

Fuente: BBC