sábado, 25 de junio de 2011

el Mango cura el Cancer de Colón y Senos

Un estudio reciente de científicos de la Universidad de Texas
A&M acaba de comprobar que el mango no es sólo efectivo
previniendo el cáncer de colon, sino que destruye las
células cancerosas cuando la enfermedad ya está presente.
Algo similar hace con las células cancerosas del seno.

El hallazgo ha revolucionado la idea que en Estados Unidos
se tenía de esta fruta originaria de la India , tanto que
se ha cuadruplicado su consumo en comparación con lo que se
ingería del mismo una década atrás. “La investigación
fue financiada por la National Mango Board (entidad
estadounidense auspiciada por el Departamento de Agricultura
de ese país), y llevada a cabo por los científicos Susanne
y Steve Talcott, quienes analizaron in vitro el impacto
causado por el mango en siete tipos diferentes de células
cancerosas, entre ellas de pulmón, de páncreas y de
próstata, entre otros”, comenta el ingeniero guatemalteco
Olaf Rasch, director del National Mango Board.

La respuesta más significativa se observó en ciertas
células de cáncer de colon y de seno, las cuales en
palabras científicas sufrieron apoptosis, es decir, muerte
celular programada de las células malignas, no así de las
células sanas. El estudio reveló que los polifenoles
(también presentes en, por ejemplo, la semilla de la uva,
el vino tinto y el té verde) del mango consisten tanto en
moléculas pequeñas que son absorbidas con facilidad
durante la digestión, como de moléculas más grandes que
no se absorben, sino que llegan intactas hasta el colon, en
donde estarían expuestas a las células cancerosas.

El mango aporta al organismo más de 20 vitaminas y
minerales, sobre todo vitaminas A y C, además, por su alto
contenido en fibra dietética, la fruta puede ayudar a
quienes padecen de estreñimiento crónico. “Los estudios
demuestran que el mango está lleno de antioxidantes, y
precisamente por eso se considera que funciona tan bien en
la prevención de varios tipos de cánceres, sobre todo el
de colon y el de seno. Los doctores Talcott descubrieron que
las células que están a punto de mutar o dañarse, se
mantienen sanas gracias a los polifenoles existentes en el
mango”, agrega Rasch. Los nutricionistas recomiendan
ingerir entre cinco y trece porciones de frutas y vegetales
al día para mantener el cuerpo en óptimas condiciones y,
sobre todo, libre de enfermedades, así que lo ideal sería
incluir un mango diario como parte de esa dieta balanceada.

A la par de este reciente estudio, los científicos están
analizando la habilidad que tiene el mango para modular la
glucosa y los lípidos del organismo, así como el posible
impacto que la fruta pueda tener en la densidad ósea de una
persona. “Dentro de poco iniciaremos otra investigación
que pretende reunir a personas con alto riesgo de padecer
cáncer de colon para administrarles la fruta de forma
regular y ver qué sucede”, continúa Rasch. En Guatemala
se produce mango de exportación desde 1980, sobre todo de
las variedades conocidas como Tommy Atkins y Ataulfo, y en
mucha menos escala las llamadas Keith y Kent. La National
Mango Board se formó hace unos cinco años con
participación de siete exportadores latinoamericanos, entre
ellos uno guatemalteco, y otros siete importadores
estadounidenses con el apoyo del Departamento de Agricultura
de EE.UU.

Fuente: www.elperiodico.com.gt