jueves, 12 de junio de 2014

Huertos Urbanos. La alternativa de Salud y bienestar familiar.

Los huertos Urbanos es el fomento a la agricultura en las ciudades podría ayudar a convertirla en una fuente de abasto familiar.

 Cintya Contreras

Por su bajo costo, por los beneficios para el consumo y por estar al alcance de la mano, la producción de alimentos en huertos urbanos está tomando fuerza en varias ciudades en todo el mundo.
Dejando atrás la idea de que sólo las poblaciones campesinas o de bajos recursos tienen que recurrir al cultivo de la tierra, muchas personas han encontrado en la producción de sus propios alimentos una vía para reducir costos, alimentarse mejor y adornar su casa con vegetación.
“El simple hecho de entrar a la cocina y saber que con abrir la ventana, salir al balcón, al patio o en el jardín, estarán gran parte de los productos que necesitan para hacer la comida, demuestra la gran bondad de la naturaleza”, aseguró Antonio Guerra, presidente de la asociación Agricultura en Calle. Mexico.
Dice que la inversión de tiempo y dinero es poca, ya que un huerto en casa o departamento no requiere más que un pequeño espacio para colocar las macetas o contenedores en donde se siembren los productos.
“Debe dejar de ser visto como una moda y más bien que se genere como una política pública para los habitantes de la ciudad”, aseguró Hegel Cortés, titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec).
Dijo que la inmediatez de alimentos frescos y de calidad que ofrecen los huertos urbanos, permite a su vez que se consolide un esquema de seguridad alimentaria para los habitantes de la capital, lo que se reflejará en su salud.
Hay que desarrollar programas de agricultura sustentable a pequeña escala en unidades habitacionales que consista en ocupar espacios comunes y sin un uso constante para transformarlos en huertos atendidos por los propios vecinos.
“Cuando empieza a producirse un excedente en los huertos urbanos, se va a tener que pasar a una cuestión de comercialización. Más allá de la producción y salud alimentaria, el empleo y autoempleo, la educación y respeto al medio ambiente, vamos a generar una cultura de sostenibilidad en la Ciudad de México”, aseguró en entrevista.
BENEFICIOS
  • La cosecha de un huerto urbano reduce los gastos y es un ahorro que contribuye a la economía familiar.
  • La producción de alimentos propios garantiza que no contengan pesticidas ni fertilizantes.
  • De manera inmediata se tienen alimentos frescos y de calidad.
  • Los adultos mayores encuentran en ellos una distracción productiva
  • Promueve entre los niños una cultura de cuidado del medio ambiente y el consumo responsable.
información sustraida en Excelsior